Public Health

Aumenta el número de californianos mayores que muere por desnutrición

Cada vez más adultos mayores en California mueren de desnutrición, una tendencia de años que se aceleró durante la pandemia de covid.

Las muertes atribuidas a la desnutrición aumentaron más del doble, de unas 650 en 2018 a aproximadamente 1,400 en 2022, según datos preliminares de certificados de defunción del Departamento de Salud Pública de California.

El resto del país siguió la misma tendencia, y los fallecimientos por desnutrición se duplicaron, pasando de unas 9,300 muertes en 2018 a unas 20,500 en 2022, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Una alimentación deficiente es especialmente común entre las personas mayores, sobre todo las enfermas, con bajos ingresos, confinadas en casa o sin acceso fiable a alimentos saludables o servicios médicos.

La desnutrición puede ser el resultado de no comer lo suficiente, pero también de malos hábitos de alimentación que conducen a deficiencias nutricionales. La mayoría de las muertes por desnutrición en California, el año pasado, ocurrieron en residentes de 85 años o más.

Algunos expertos señalaron que es probable que los cierres por covid impidieran el acceso a alimentos sanos. Las personas de más edad fueron las más propensas a morir por covid, por lo cual se les recomendó estar más alejados de otras personas.

“Las personas que dependían del transporte público o de otros para ir a la tienda, de repente se pusieron nerviosas por tener que subir a un autobús”, dijo Lindsay Clarke, vicepresidenta de la Alliance for Aging Research, una organización sin fines de lucro en Washington, DC.

Los cierres por la pandemia también afectaron a los programas de la red que alimentan a los adultos mayores. Muchos centros de día para mayores cerraron, eliminando lugares a los que podían acudir como alternativa a los cuidados en hogares.

La doctora Louise Aronson, geriatra y profesora de la Universidad de California-San Francisco, señaló que los seniors que utilizan los programas “pueden confiar en la comida que reciben allí como su mejor comida del día”.

Las muertes por desnutrición aumentaron en 2022, incluso a medida que disminuían las cuarentenas. Expertos señalaron que la continuación de la tendencia podría deberse a que algunos de los residentes de más edad siguieron aislados.

Covid sigue siendo un grave peligro para ese grupo demográfico. Alrededor de 5,400 californianos de 85 años o más murieron de covid el año pasado, lo que la convierte en la quinta causa principal de muerte para ese grupo de edad, responsable de más del doble de muertes que la diabetes, según muestran datos preliminares del estado.

“Para muchas personas mayores y discapacitadas, la crisis no ha terminado”, afirmó Trinh Phan, que trabaja desde California para la organización sin fines de lucro Justice in Aging. Phan dijo que muchos californianos mayores tienen miedo de covid, y se preguntan: “¿Realmente quiero arriesgarme a salir dados mis factores de riesgo?”.

Aunque el número de muertes por desnutrición en California se disparó durante la pandemia, llevaba años aumentando. Parte de ese incremento puede deberse al envejecimiento general de la población, según expertos.

Alrededor de 678,000 californianos tienen 85 años o más, una cifra que aumentó un 59% entre 2000 y 2021, según muestran datos del censo.

Los californianos de 85 años o más representaron casi tres de cada cinco muertes por desnutrición en el estado el año pasado. Los mayores de 95 representan casi una de cada cinco muertes por desnutrición, aunque sólo uno de cada 700 californianos pertenece a ese grupo de edad.

“Biológicamente comemos menos a medida que envejecemos”, explicó Aronson. “Simplemente, se tiene menos hambre”.

Las personas mayores tienen un metabolismo y una digestión más lentos que los jóvenes. “Cuando comes menos en general, es difícil obtener todos los nutrientes que necesitas”, añadió.

Hay más factores, además de los cierres pandémicos y el envejecimiento de la población, que pueden estar causando el pronunciado aumento de la desnutrición entre las personas mayores. La tasa de muertes por cada 100,000 residentes en California entre las personas de 85 años o más aumentó rápidamente hacia 2013, se quintuplicó en 2019 y a partir de ahí se duplicó durante la pandemia.

Lo que complica el panorama es la frecuencia con la que la desnutrición aparece junto con otras enfermedades. Los adultos mayores son más vulnerables a enfermedades —como la insuficiencia cardíaca, el cáncer, el Alzheimer y la depresión— que pueden reducir su apetito y provocar desnutrición como causa secundaria de muerte.

La desnutrición fue una causa contribuyente en 5,600 muertes en California, además de las 1,400 muertes en las que fue la causa primaria subyacente, según muestran los datos provisionales de los CDC. El número de muertes para las cuales la desnutrición fue una causa secundaria de muerte aumentó en alrededor de 1,700, o 43%, desde 2018 hasta 2022.

“Puede que estés hospitalizado con diabetes, pero al mismo tiempo también estás desnutrido, por lo que la desnutrición se suma a tus problemas”, dijo Paul Brown, profesor de la Universidad de California-Merced que ha copresentado trabajos sobre desnutrición en California en la conferencia de la Asociación Americana de Salud Pública.

Las tasas de mortalidad por desnutrición más altas entre los californianos mayores, de 2020 a 2022, se registraron en los condados rurales o semirurales: Lake, Merced, Butte, Tuolumne y Sutter. Brown señaló que los residentes mayores que viven en condados rurales a menudo viven en “desiertos de alimentos”, que son áreas que carecen de acceso a alimentos saludables.

Entre los condados grandes y urbanos, Sacramento tuvo la tasa más alta de muertes por desnutrición entre las personas de 65 años o más, desde 2020 hasta 2022.

Macy Obernuefemann, vocera del condado, dijo que la agencia de salud pública ayuda a controlar y tratar enfermedades crónicas que a menudo van acompañadas de desnutrición, y que varios programas ayudan a los adultos mayores a obtener los alimentos que necesitan.

Algunos programas de California tratan de reducir la desnutrición entre las personas mayores. Según Sara Eisenberg, vocera del Departamento de Envejecimiento de California (CDA), la red estatal de 33 Agencias de Área sobre Envejecimiento suele ofrecer comidas saludables a los adultos mayores.

Organizaciones como Meals on Wheels también lo hacen. Las agencias intentan regularmente asegurarse de que los adultos mayores estén inscritos en CalFresh, el programa estatal de asistencia alimentaria para residentes elegibles de bajos ingresos, según dijo Eisenberg.

Los beneficios de CalFresh aumentaron a finales de 2021 en un 27%, ayudando a muchos adultos mayores a comprar alimentos. Un proyecto de ley en la Legislatura, el SB 600, aumentaría los beneficios mínimos de CalFresh de $23 por mes a $50. También hay una iniciativa para ampliar los beneficios de CalFresh a más inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales se enfrentan a la inseguridad alimentaria.

“Creo que ha habido un movimiento realmente positivo”, afirmó Phan. Sin embargo, las prestaciones mejoradas de CalFresh que dieron más dinero a millones de personas durante la pandemia expiraron a finales de marzo.

Las tendencias demográficas sugieren que la desnutrición seguirá siendo un problema. Se prevé que el número de californianos de 85 años o más, el grupo más propenso a la desnutrición, aumente en unos 420,000, o un 54%, de 2020 a 2030, según las proyecciones del Departamento de Finanzas del estado.

Phillip Reese es especialista en informes de datos y profesor asistente de Periodismo en la Universidad Estatal de California en Sacramento

Esta historia fue producida por KFF Health News, que publica California Healthline, un servicio editorialmente independiente de la California Health Care Foundation.

Related Articles